Atención a emprendedores

Atención a emprendedores, autónomos y empresas de economía social

La persona emprendedora deberá reunir una serie de características y asumir las responsabilidades y tareas, que en el proyecto empresarial, se le van a exigir y a las que deberá enfrentarse. De tal manera, que deberá poner al servicio de la cooperativa sus mejores cualidades, que pueden ser innatas, pero que también pueden adquirirse, desarrollarse y perfeccionarse con formación, experiencia y afán de progreso.

Para el mantenimiento de las buenas relaciones, en el proyecto de emprendimiento, es importante que cada persona tenga un área de responsabilidad y no existan solapamientos en la toma de decisiones, aunque sí deberán tomarse a menudo decisiones conjuntas. Las personas que forman la cooperativa debe complementarse, apoyarse y saber sacar lo mejor de sí mismas y también de las demás.